El hombre es un lobo para el hombre. Al asomarnos a la gran ventana de la red, lo vemos aún más claro. Con la proliferación de las estafas en Internet, mucha gente tiene un sentimiento exacerbado de miedo y respeto a la red de redes y no es para menos. Aunque puede resultar un sitio seguro, acabará siendo todo lo contrario si no somos cautos. No pretendo asustarte, todos los grandes sitios web son cada vez más seguros e identificar las páginas fraudulentas es relativamente sencillo. Además, con millones y millones de usuarios, parece improbable que demos con ese bajo porcentaje que se dedica a las estafas y los timos online. Pero no es del todo imposible, podemos acabar encontrando la aguja en el pajar.

Con el fin de estar mejor preparados ante estas amenazas, he recopilado una serie de bulos que se propagan y se expanden a través de Internet y del correo electrónico con una facilidad pasmosa. Los podemos encontrar en muchos sitios web, sobre todo si son de incierta fiabilidad. Las estafas en Internet más difundidas, un decálogo del crimen cibernético, el cual resulta francamente difícil de evitar en su totalidad pero que, si conocemos su modus operandi, podemos tratar de reducir las probabilidades de ser estafados.



PHISHING O SUPLANTACIÓN DE IDENTIDAD


Nuestros datos en Internet nunca están del todo seguros y menos si los introducimos en páginas no muy fiables. El objetivo del phishing es imitar la apariencia de una página web con la finalidad de engañar a quien la visita. Para ello, se crea una falaz fachada, una portada de aspecto idéntico a la original, que convierte este complejo timo en una trampa muy efectiva. ¿Cuál es el resultado? Introducimos los datos de acceso a nuestro perfil en esta página falsa (o peor, nuestros datos de la cuenta del banco) y ¡listo! Se encuentran totalmente a merced del atacante, ya que no estamos en la página real. Ahora nuestra contraseña está en manos ajenas y ni nos hemos dado cuenta de lo que ha pasado.

Esta técnica es muy utilizada en páginas de entidades bancarias, aunque también se utiliza en cualquier red social como Facebook o Twitter y en tiendas online, en las que tenemos toda nuestra información personal y números de tarjetas guardados en el perfil. En general, cualquier sitio web en el que sea posible sustraer información relevante puede ser un objetivo perfecto del phishing. Estos enlaces a páginas fraudulentas que imitan otros sitios web importantes son muy frecuentes en la bandeja de entrada de nuestro correo. Por lo tanto, la mejor recomendación para estos casos es no seguir enlaces dudosos y acceder a nuestras cuentas tecleando directamente la url en la barra de direcciones.



EL FAMOSO "PINCHE AQUÍ"


Es habitual encontrarse con el típico botón, grande, llamativo, destacando con una sugerente tonalidad sobre el resto del contenido, que nos incita a llevar el cursor justo encima y hacer un inocente movimiento con el dedo que puede acabar infectando nuestro ordenador. Tanto en páginas de dudosa seguridad, cargadas de publicidad, como en correos con remitentes extraños, es mejor ignorar este tipo de enlaces sospechosos que tener que asumir las indeseables consecuencias. Tan fácil como hacer caso omiso a la llamada.



MENSAJES DE SPAM CON OFERTAS INCREIBLES


La publicidad inunda la red, la publicidad mueve el mundo. Cada página web, cada programa o aplicación descargada nos bombardea con imágenes de productos maravillosos a precios de ensueño. Tan frecuente es que, incluso el hecho de no encontrar el típico banner o la ventanita, nos parecería, cuanto menos, sospechoso. Esta práctica también es utilizada a través del correo electrónico. Hay mensajes de procedencia lícita, de páginas web en las cuáles hemos dejado nuestra dirección de email y consentido el envío de estos correos publicitarios. Pero, hay otros, sin embargo, que pueden engañarnos y hacernos morder el anzuelo, con consecuencias funestas. Debemos tener precaución a la hora de seguir ofertas de cualquier correo electrónico. No hay nada tan bueno a un precio tan bajo.



UN TRABAJO IDEAL


De repente, aparece en nuestra bandeja de entrada la oferta de nuestra vida, el santo grial de los trabajos, prometiéndonos unas condiciones ideales a cambio de un pago por adelantado. Suelen ser correos de remitente desconocido, provenientes de un país extranjero, que pedirán un pequeño (o no tan pequeño) importe para tus gastos de desplazamiento y estancia en dicho país. La situación de crisis y el paro laboral crean desesperación, y mucha gente se deja llevar por estas ofertas, cuyas cláusulas les colocan una pérfida venda en los ojos. Cualquiera se agarraría a un clavo ardiendo con tal de no volver a ver ese agobiante color rojo en los números de su cuenta bancaria, ¿no? Recuerda, no es oro todo lo que reluce; y el oro no llegará volando mágicamente, como tampoco ningún trabajo utópico que ni siquiera hayamos buscado.



CHISTES Y VÍDEOS GRACIOSOS NO TAN GRACIOSOS


Una temática en auge. Podemos encontrar presentaciones, imágenes, vídeos y demás formatos audiovisuales que intentarán mejorar nuestro humor. Ya no sólo en el correo, sino también a través de redes sociales. Ingeniosas o absurdas ocurrencias que nos quitan el tiempo, que nos embelesan mientras su verdadera intención está infiltrándose en nuestro dispositivo de forma vírica. Otra vez más, debemos obviar cualquier mensaje de procedencia sospechosa o desconocida, más aún si en él nos pide que realicemos alguna, aparentemente, inofensiva acción, como descargar un archivo o seguir un enlace.



MALDICIONES Y CONDENAS A LA MALA SUERTE


¿Quién no ha recibido alguna vez tan maravilloso mensaje? El mensaje que te cuenta el mejor chiste del día, a cambio de maldecirte con toda una vida de mala suerte o con la trágica muerte de cualquier ser querido si no sigues la cadena y lo reenvías a todos tus contactos. Suele ser popular, principalmente, en Whatsapp y, aunque la mayoría de estos mensajes suelen ser inocuos, tenemos que evitar seguir cualquier enlace que venga de su mano. Tranquilo, tu suerte seguirá intacta, no te conviertas en un eslabón más de esa forzada cadena.



SOSPECHOSO ENAMORAMIENTO


Últimamente, se han dado muchos casos. Hay gente muy necesitada de afecto y cariño, en una proporción similar a la que se intenta aprovechar de esta condición. Solían ser bellezas exuberantes de algún país exótico; hoy en día, cualquiera lo hace. Se enamoran perdidamente de ti en dos días, te seducen con típicas frases románticas y te piden dinero por diversos motivos. Nada raro, ¿verdad? Realmente sí que lo es. Aunque hay ocasiones en que no es tan evidente, ya que hablamos de verdaderos expertos del cortejo y el embaucamiento, en general debemos desconfiar de un amor tan repentino que vino de la nada, sobre todo si nos reclama el número de tarjeta para financiar nuestra nueva relación.



INVERSIONES MILLONARIAS EN BOLSA


¡Gana dinero rápido, fácil y de forma segura invirtiendo en Bolsa! Un eslogan suculento que enmascara una estafa extraordinaria. Una llamada a la acción o un correo que incita a introducir nuestros datos en páginas ilícitas o a invertir en valores que prometen ser una gran oportunidad y que luego… obviamente, nada. El resultado: hemos perdido nuestro dinero y hemos ganado en ingenuidad. No hay una forma rápida ni fácil de aumentar nuestros ingresos, salvo que nos toque la lotería. Y si la hubiera, ¿por qué su descubridor querría compartirla con nosotros? Otra estafa evidente que juega con la candorosa confianza de las personas.



MÁS INVERSIONES MILLONARIAS


En esta ocasión, el supuesto mensaje nos informará de un exitoso negocio que nos hará millonarios. Nada más lejos de la realidad. En él, exigen una previa inversión para iniciar tan fructífero proyecto, con la seguridad de que, no sólo recuperaremos esa cantidad, sino que la multiplicaremos hasta nadar en billetes morados. Una oportunidad tan atrayente como falsa. Créeme, no hay ningún motivo por el cual, de la noche a la mañana y sin buscarlo, alguien te ofrezca una participación en una jugosa idea de negocio, como si la vida te quisiera premiar de forma totalmente aleatoria. Nadie da tanto a cambio de tan poco.



HERENCIAS SUNTUOSAS Y GRANDES COMISIONES


¿Ganar una comisión de un boleto premiado de lotería sólo por cobrarlo? ¿Recibir parte de la majestuosa herencia de alguna eminencia de un país lejano? Suena demasiado bien y es tan fácil como presionar un botón; y tan fácil como volver a ser estafado por otro bulo cibernético que te promete cuantiosas sumas de dinero y que puede llevarte, incluso, a pasar una temporada entre rejas.



En definitiva, estos atacantes virtuales intentarán sustraer tus datos personales, acceder a tu cuenta del banco sin muy buenas intenciones o, directamente, engatusarte para que seas tú mismo quien les envíe su dinero. Espero que, después de llegar hasta aquí, seas más consciente de las diversas estafas que circulan por la red y desconfíes, ya que todas estas amenazas en forma de anuncios sugerentes que te vaticinan una vida utópica sólo conseguirán arruinar tu existencia. Pensar en este artículo cuando se materialice alguno de los puntos mencionados en él puede ahorrarte muchos disgustos.

Teléfono: 968 10 59 17 o ticket informatizame

En horario de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 (excepto viernes) Y en horario especial para clientes de Mantenimiento.

Aviso Legal - Aviso de privacidad - Política de cookies

© 2017 INFORMATIZAME | Piensoenweb